Tolerancia suicida: la enfermedad de la estupidez / Suicidal tolerance: the disease of stupidity

0

¿Qué ha pasado con los pueblos europeos, otrora inteligentes y capaces, para llegar a esa degeneración absoluta de su capacidad de pensar? ¿Cómo se ha estupidizado a los europeos de esta manera? ¿Cómo se puede forzar a unos pueblos a que escojan su propio genocidio y marchen felices a su exterminio o su sumisión gritando “¡Queremos acoger!”?

Por / By Yolanda Couceiro Marín

Cada día escuchamos o leemos noticias que, por una razón u otra, nos resultan (incluso a estas alturas) chocantes por ser contrarias al sentido común, a la lógica, a la ciencia, o incluso al buen gusto y la educación. Muchos coincidimos en la sorpresa (“¡Parece mentira!”, la indignación (¡”Es increíble que nadie haga nada!”) o en la incredulidad (“¡No me lo puedo creer!”). Y lo dejamos ahí, con nuestra confusión, con nuestra sorpresa, incluso con nuestro desconcierto de que las cosas estén mal, de que vayan a peor, y que la reacción de los españoles, de los europeos, sea la que es.

Estamos viendo cada día las aportaciones de la multicultura a nuestras sociedades. Barrios enteros donde las mujeres europeas no pueden entrar sin llevar velo para evitar sufrir el acoso de los foráneos. Zonas “no go” (donde imperan bandas islámicas y rige la sharia) en las principales ciudades europeas en las que ni la policía se atreve a entrar. Hasta tal punto es un problema, que han surgido numerosas app para advertir al incauto viajero que no debe adentrarse en ellas. Atentados día sí y casi día también en cualquier ciudad europea de cualquier modo: cuchillos, camiones, furgonetas, bombonas de gas, cubos de explosivos, siempre en nombre de una “religión de paz” que día a día crece en nuestro territorio y que juega al juego de pedir tolerancia para imponer su intolerancia. El islam organizado se libra de toda responsabilidad diciendo que “son unos pocos que han entendido mal sus escrituras”, pero jamás manifiestan diciendo “No a la islamofobia” en lugar de “No a los atentados en nombre del islam”.

Sin embargo, los pueblos europeos reaccionan de una manera cuanto menos sorprendente: sale a la calle a gritar “Welcome refugees” y “Queremos acoger”, mostrando una suicida benevolencia con los que precisamente causan estos problemas. No es que no haya realmente refugiados que necesiten ser acogidos. Pero ni mucho menos los miles que vienen a Europa buscando en realidad que les den un piso gratis, una paga, y una vida cómoda y fácil. “Refugiados” que nada más ser rescatados preguntan dónde hay wifi, o exigen comida adecuada a sus gustos y tiran la que se les ha dado, o queman sus propios centros de acogida para protestar por la mala calidad de los colchones o la inadecuada temperatura del agua del grifo… La mayoría, por descontado, no son mujeres con niños pequeños o ancianos, sino hombres jóvenes, que no son originarios de Siria y que en realidad no vienen huyendo por motivos políticos, sino de culturas donde el conflicto es algo innato y endémico.

Y entonces nos preguntamos: ¿Qué ha pasado con los pueblos europeos, otrora inteligentes y capaces, para llegar a esa degeneración absoluta de su capacidad de pensar? ¿Cómo se ha estupidizado a los europeos de esta manera? ¿Cómo se puede forzar a unos pueblos a que escojan su propio genocidio y marchen felices a su exterminio o su sumisión gritando “¡Queremos acoger!”?

En realidad, el universalismo y el relativismo cultural procedentes de la Ilustración, sumados al buenismo cristiano procedente de un mal entendimiento de los Evangelios, todo ello aderezado con el marxismo cultural, ha producido un pueblo decadente, estúpido, ignorante e incapaz de hacer nada por sí mismo, y que pide en cambio que le lleven al matadero. De aquellos polvos vinieron estos lodos. Así, tenemos un pueblo que cree que “todas las culturas enriquecen” (aunque a título personal, no me gustaría que me enriqueciera una cultura caníbal, la verdad….). Un pueblo que cree que “Todos somos iguales”, como si el ser humano pudiera quitarse de un entorno y trasplantarse a otro sin mayores consecuencias. La propia naturaleza nos enseña que cuando llevas animales o plantas foráneas a un hábitat ya formado, tiende a destruir a los animales o plantas nativos e imponerse. Igualmente, las personas no pueden concebirse fuera de una conformación genética, cultural y social que determina su modo de vida, sus costumbres, su modo de pensar y actuar. Un pueblo borracho de solidaridad enfermiza, de tolerancia suicida, de estupidez autodestructiva. Un pueblo relativista para el que todo vale. Un pueblo estúpido que no ve que su decadencia, su soberbia, su estupidez, simplemente sirven para que los que quieren imponerse tengan el camino casi hecho. 

Quizás los más necios, o los más soberbios, piensan que al contacto con nuestra superior cultura cambiarán, se integrarán, y acabarán siendo como nosotros, pero de otro color de piel. La esquizofrenia de ese planteamiento es tan evidente que no me molesto en desarrollar más el tema. Así, una Europa en la que habíamos avanzado algo en el tema del maltrato animal, vuelve a la época pre-medieval permitiendo el cruento sacrificio halal por cuestiones “religiosas”. Una Europa en la que habíamos avanzado en el tema de la mujer se encuentra con que la ablación está tan extendida que empieza a ser un problema serio, se encuentra que las violaciones a mujeres que no llevan velo están a nivel de países como Somalia o Nigeria, se encuentra que los abusos y acosos sexuales por parte de “refugiados” están tomando proporciones dantescas. Una Europa que dio filósofos, músicos, arte, literatura, está involucionando hacia el pasado más oscuro y sombrío en favor de una religión que niega la filosofía, la música, el arte, la literatura. Y hemos renunciado a nuestra cultura para aceptar esto, para acoger esto, para pedir esto. Hemos renunciado a grandes logros para conseguir inseguridad, miseria, pérdida de derechos personales y sociales, delincuencia, retroceso en costumbres y… y a todo eso lo llamamos “enriquecimiento multicultural”. No hay más explicación que la enfermedad de la estupidez. 

La situación, a estas alturas, ya no puede considerarse ni siquiera crítica. Es mucho peor. El europeo, consumido en su endofobia, en su soberbia, en su ignorancia y en su estupidez, se machaca en la esquizofrenia del odio a lo propio y del amor por lo extraño y a la vez, de considerar que lo propio es tan bueno que todos lo quieren para sí y por eso hay que compartirlo. Siempre hay quienes justifican y defienden lo extraño, porque odian lo propio, pero también hay quienes son tan estúpidos que exigen tolerancia con los intolerantes, respeto a las culturas que no nos respetan, flexibilidad con quienes no nos permiten seguir nuestras costumbres, comprensión con quienes nos imponen su cultura en el sagrado nombre del respeto y nos piden cambiar la nuestra y renunciar a ella en caso de ser incompatibles. ¿En cuántos colegios se ha exigido prohibir el cerdo en nombre de la tolerancia, por poner un ejemplo sencillo? Y ¿qué tolerancia practican los que lo exigen? En eso radica la imbecilidad de la propuesta: ser tolerante con los intolerantes es un sofisma que no lleva a ninguna parte, como no lleva a ninguna parte gritar “No tengo miedo”, con las nalgas apretadas por si acaso, o “No nos quitarán la libertad”, cuando sabemos pertinentemente que vamos de cabeza a la tiranía. 

Decía Schiller que “contra la estupidez hasta los dioses luchan en vano”. Y si los dioses luchan en vano, más en vano luchamos nosotros, pobres mortales, que vemos la estupidez de nuestros compatriotas sin poder hacer nada para evitarla.

inglaterra

Every day we hear or read news that, for one reason or another, we find (even at this point) shocking to be contrary to common sense, logic, science, or even good taste and education. Many agree on the surprise (“It seems a lie!”, The indignation (“It’s incredible that nobody does anything!”) Or in disbelief (“I can not believe it!”) And we left it there, with our confusion, with our surprise, even with our confusion that things are wrong, that they are going to get worse, and that the reaction of the Spaniards, of the Europeans, is what it is.

We are seeing every day the contributions of multiculture to our societies. Whole neighborhoods where European women can not enter without wearing a veil to avoid being harassed by outsiders. Zones “no go” (where Islamic gangs rule and sharia rules) in the main European cities where even the police dare not enter. So much is a problem, that numerous app have emerged to warn the unsuspecting traveler that he should not go into them. Attempted yes and almost day also in any European city in any way: knives, trucks, vans, gas cylinders, explosives cubes, always in the name of a “religion of peace” that grows every day in our territory and that plays to the game of asking for tolerance to impose their intolerance. Organized Islam escapes all responsibility by saying that “there are a few who have misunderstood their scriptures,” but never say “No to Islamophobia” instead of “No to attacks in the name of Islam.”

However, the European peoples react in a less surprising way: they go out to the streets to shout “Welcome refugees” and “We want to welcome”, showing a suicidal benevolence with those who precisely cause these problems. It is not that there are not really refugees who need to be welcomed. But far from it, the thousands who come to Europe are really looking for a free flat, a pay, and a comfortable and easy life. “Refugees” who, just after being rescued, ask where there is Wi-Fi, or demand food that suits their tastes and throw away the one they have been given, or burn their own reception centers to protest the poor quality of the mattresses or the inadequate temperature of the tap water … Most, of course, are not women with young children or the elderly, but young men, who are not originally from Syria and who do not actually flee for political reasons, but from cultures where the conflict is something innate and endemic.

And then we ask ourselves: What has happened to the European peoples, once intelligent and capable, to reach that absolute degeneration of their ability to think? How has the Europeans been stupid in this way? How can people be forced to choose their own genocide and march happily to their extermination or submission by shouting “We want to welcome!”?

In fact, universalism and cultural relativism from the Enlightenment, coupled with Christian goodness from a misunderstanding of the Gospels, all seasoned with cultural Marxism, has produced a people decadent, stupid, ignorant and unable to do anything for himself, and asking instead to be taken to the slaughterhouse. From those powders came these muds. Thus, we have a people who believe that “all cultures enrich” (although on a personal basis, I would not like to be enriched by a cannibal culture, the truth …). A people that believes that “We are all equal”, as if the human being could be removed from one environment and transplanted to another without major consequences. Nature itself teaches us that when you take foreign animals or plants to an already formed habitat, it tends to destroy native animals or plants and impose itself. Likewise, people can not be conceived outside of a genetic, cultural and social conformation that determines their way of life, their customs, their way of thinking and acting. A drunken people of sickly solidarity, of suicidal tolerance, of self-destructive stupidity. A relativist people for whom anything goes. A stupid people who do not see that their decadence, their arrogance, their stupidity, simply serve so that those who want to prevail have the road almost done.

Perhaps the most foolish, or the most arrogant, think that in contact with our superior culture they will change, they will be integrated, and they will end up being like us, but of another skin color. The schizophrenia of that approach is so obvious that I do not bother to develop the subject further. Thus, a Europe in which we had advanced something on the subject of animal abuse, returns to the pre-medieval era allowing the bloody halal sacrifice for “religious” issues. A Europe in which we had advanced on the issue of women finds that the ablation is so widespread that it begins to be a serious problem, it is found that rapes against women who are not veiled are at the level of countries such as Somalia or Nigeria. , it is found that sexual abuses and harassment by “refugees” are taking Dantesque proportions. A Europe that gave philosophers, musicians, art, literature, is involucionando towards the darkest and darkest past in favor of a religion that denies philosophy, music, art, literature. And we have renounced our culture to accept this, to welcome this, to ask for this. We have renounced great achievements to achieve insecurity, misery, loss of personal and social rights, delinquency, regression in customs and … and we call all this “multicultural enrichment”. There is no more explanation than the disease of stupidity.

The situation, at this point, can no longer be considered even critical. It’s much worse. The European, consumed in his endophobia, in his arrogance, in his ignorance and in his stupidity, is crushed in the schizophrenia of hatred of one’s own and of the love for the strange and, at the same time, of considering that one’s own is so good that all they want it for themselves and that is why we have to share it. There are always those who justify and defend the strange, because they hate their own, but there are also those who are so stupid that they demand tolerance with the intolerant, respect for the cultures that do not respect us, flexibility with those who do not allow us to follow our customs, understanding with whom They impose their culture on us in the sacred name of respect and ask us to change ours and renounce it if they are incompatible. How many schools have been required to ban the pig in the name of tolerance, to give a simple example? And what tolerance do those who demand it practice? That is the imbecility of the proposal: to be tolerant of the intolerant is a sophism that leads nowhere, as it leads nowhere to shout “I am not afraid”, with the buttocks pressed just in case, or “They will not take us away freedom “, when we know pertinently that we are heading to tyranny.

Schiller said that “against stupidity even the gods fight in vain.” And if the gods fight in vain, we fight in vain, poor mortals, who see the stupidity of our compatriots without being able to do anything to avoid it.

stop_muslim_immigration_by_elvis4-d84nox9

~ por ramrock en febrero 7, 2018.

Una respuesta to “Tolerancia suicida: la enfermedad de la estupidez / Suicidal tolerance: the disease of stupidity”

  1. Reblogueó esto en LA POLÉMICA..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
Kone, Krusos, Kronos

A personal forum to express ideas, experiences, stories, etc.

BURKINA [J'ADORE]

ESTO SÍ QUE ES UN PEPINO

Lo Rondinaire

Entre el que és bon espanyol i el que crida «mori Espanya» ben prompte es veurà qui guanya!

Lost Route

Riscopriamo la bellezza della natura, camminando...

Huecos de Magia

Refugios donde resistir

TROPIWEB

Dr. Julian Monge, es uno de los primeros profesores de fotografía científica en América Latina, en el Curso Internacional de Microscopía Electrónica que se impartió en la década de 1990 en la Universidad de Costa Rica, con financiamiento de la Agencia Japonesa de Cooperación (JICA). También fue pionero latonoamericano de la fotografía Ámbito Dinámico Amplio (High Dynamic Range o HDR), que comenzó a aplicar a fotografía paisajística e incluso a la técnica del desnudo fotográfico en 2012. A nivel de fotografía profesional, ha producido material fotográfico especializado para Fauna Magazine (Nueva York), Universidad Estatal a Distancia de Costa Rica, Universidad de Costa Rica e Instituto Tecnológico de Costa Rica.

El Rincón de Rovica

El Blog de Rosarin sobre escritos, relatos, pensamientos, música y moda

Marijose Luque Fernández

Crear es el arte del progreso, es cultura que en movimiento nos muestra la vida

TEJIENDO LAS PALABRAS

CON LOS HILOS INVISIBLES DEL ALMA

BallesWorld

Gesundheit - Rezepte - Reisen

Entérate de Todo

Noticias de actualidad

Flash Propio

Locuras claves para estar mas cuerdo

Enfoque Libre

El Precio de la Libertad es la Eterna Vigilancia. -Thomas Jefferson

LA ESPAÑA DE LOS HIPÓCRITAS

EN UN LUGAR DONDE LA HONESTIDAD ES CASTIGADA Y EL POSTUREO DE LOS MÁS INMORALES ES PREMIADA, ES HORA DE HABLAR CLARO.

HUMORCILLET NEWS

Humor sobre la actualidad política, social, deportiva, religiosa. ...

elamorquenuncafue

MI HiSTORIA EN un BLOGS🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋

#Jerby Copywriter

slow copy: mejor una brújula que un reloj

Empowered

Everyday

Perfect-Style-Knower

Visual Perception- Hot Edgy Fashion Site

Mi Vida es Un Teatro

Actuar es mi pasión, desde pequeña me ha gustado, el canto el baile, parezco pirinola, escucho de todo tipo de música, el fut y los animales, mi equipo el América.

El Blog de Lídia

Espacio de mis historias y otros devaneos

George Garbow

George Garbow

Acolitar | Literatura & Arte

Libro en Línea | Relatos Semanales

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

La Rosa de los Vientos Club

El punto de encuentro en la red para los viajeros

The McCarthy Chronicles

Freedom - Liberty - Capitalism

Blog cerrado

LA LIBERTAD, SI NO ES INDIVIDUAL, NO ES LIBERTAD. Politicamente MUY incorrecto.

JoseRaSan66

Cuando Lo Pequeño Se Hace Visible...

ECO SOCIAL...OJO CRÍTICO

"Ignoran que la multitud no odia, odian las minorías, porque conquistar derechos provoca alegría, mientras perder privilegios provoca rencor".

La Chica de Octubre.

"La vida es literatura y todos somos, en cierta medida, escritores".

Moonlight Psychology

Psicología para todos

cobayowski

un blog sobre cobayas y otros roedores

Entre Libros

Blog literario

Ciudadano Adrián

La visión de la actualidad de un ciudadano de a pie. Cataluña es mi tierra, España es mi país y Europa mi futuro.

Adrián Gastón Fares

Escritor y Director de Cine argentino (nacido en Buenos Aires, Lanús) Copyright © 2006-2018 Contacto: adrian@corsofilms.com

El Blog de la Meli

Netflix Lover, Story Teller, Compra Local

Premios Blogosfera

Los mejores blogs en español

E.J. Bron

Voor vrijheid van meningsuiting, tegen de islamisering van Europa, tegen de EUSSR, tegen de mainstream, voor het behoud van westerse waarden en tradities en pro-Israël

The Bosch's Blog

Espacio para mentes abiertas y libre expresión

Letras bohemias

Ven, acompáñame a morir y a renacer mientras escribo.

A %d blogueros les gusta esto: